Buscar
  • Karen C

6 enseñanzas sacadas de las derrotas


Imagen de: Grandes Pymes.

Todos hemos perdido diferentes batallas, no hay nada de malo con ser el perdedor de vez en cuando. Aprende de tus errores y descubre las mejores enseñanzas.

Es muy duro dar el brazo a torcer cuando entramos en una discusión con alguien, la mayoría de las veces nos cerramos a tener la razón y de pronto ya estamos perdiendo la batalla.

Perder resulta frustrante, puesto que a absolutamente nadie le gusta perder y aunque mucho nos dicen que perder no es tan malo, este no es un argumento que nos haga sentir bien.

Lo cierto es, que el único beneficio real de perder es aprender lo que se hizo mal para no repetirlo en el futuro.

Aquí te muestro algunas lecciones compartidas por Steve Tobak, quien confiesa que estas han sido muy relevantes en su vida y que también podrían causar un impacto positivo en la tuya.

1. A veces los árboles no te dejan ver el bosque

En el escenario de las derrotas es difícil ver con claridad lo que está pasando realmente, por ello, es necesario retroceder un paso para observar el panorama de manera más clara. Así estarás ampliando tus perspectiva y dejarás de ver las cosas sólo desde tus ojos.

Si aprendes esto, te aseguro que serás una persona más consciente de las situaciones que pasan en tu vida.

2. Mañana será otro día

El tiempo nunca se detiene y puede ser una espada de doble filo. Las cosas buenas nunca duran, pero tampoco las malas. En ese sentido, el tiempo permite la redención, si tienes el valor y la humildad para aprovechar la circunstancia antes de que se detenga el reloj.

3. Todas las cosas tienen un lado positivo

Si piensas que es real, entonces lucharás por encontrar el lado bueno de la vida. Es complicado desapegarnos de ciertas cosas cuando perdemos, pero una vez que lo haces, te liberas de una carga pesada.

4. No se puede ganar siempre

La vida es una competencia y a la vez un juego de azar. Cada decisión, cada juego, cada evento tiene ganadores y perdedores. Hay quienes odian perder, pero como es inevitable, lo mejor es aprender a aceptarlo cuando sucede y sacar el mejor provecho. Lucha por ganar, pero aprende también a ser un buen perdedor.

5. Escoge tus batallas

Una de las mejores cosas que puedes hacer para incrementar tus posibilidades de tener una vida feliz y exitosa es ser muy juicioso sobre cuáles batallas debes pelear. Asegúrate de que valgan la pena.

6. Cada acción tiene una reacción

En lugar de culpar a otros o buscar excusas de tus derrotas, decide mejor analizar si tú mismo fuiste el causante de la situación. A nadie le gusta pensar que es el malo del cuento, pero todos cometemos errores, y el karma se asegura de que nunca lo olvidemos.


4 vistas