Buscar
  • Karen C

6 Formas de energizarte en el trabajo


Es difícil mantenerte todo el tiempo motivado y activo en el trabajo, más si eres emprendedor y eres tu propio jefe.


Cuando tienes tu propia empresa la motivación se va perdiendo día con día, debido a diversos factores como la sobrecarga de pendientes, trabajar más de ocho horas al día, falta de sueño, estrés, caer en la rutina, falta de objetivos o metas claras, entre otros. Es muy común tener días menos productivos que otros, pero también es importante llevar a cabo acciones que te hagan tener más días buenos que no tan buenos. Aquí te comparto algunos consejos que te harán recargar tu energía para dar lo mejor de ti durante tu jornada laboral.

Limpia tu lugar de trabajo.

Encontrar un espacio sucio y desorganizado, te hará deprimirte en cuanto llegues al trabajo. Esfuérzate por mantener tu área de trabajo limpia, organizando y porque no, decorando. Si tienes la posibilidad de pedirle ayuda a alguien que sepa de decoración de interiores o contratar a un experto, hazlo; pero si quieres ponerte creativo pon manos a la obra y tú mismo cuelga algunos cuadros en la pared con fotografías de tus seres queridos o paisajes agradables, agrega decoraciones que te recuerden tus actividades favoritas y no olvides darle un toque de frescura y vida con flores y plantas.

Revisa tus metas.

Si ya caíste en la rutina y llevas mucho tiempo haciendo lo mismo, podría ser el momento prudente para volver a establecer tus metas. Tómate el tiempo para pensar nuevamente en tus metas y establece unos cuantos objetivos más en tu lista, y no te enfoques solamente en los objetivos para tu negocio, los personales también son muy importantes.

Te recomiendo hacer un esbozo de la visualización de tu empresa y de tu vida personal, cuelga un cuadro o una pizarra con este escrito y añade imágenes de las cosas que piensas lograr y de todo lo que te motiva a hacerlo. Si ya de plano se te hizo mucho lo anterior, puedes simplemente asignar una libreta en donde vayas escribiendo cómo te imaginas tu futuro para el próximo año, dentro de diez o veinte.

3. Haz una lista de pendientes.

Haz una lista diaria o semanalmente de tus pendientes. Disfruta de la gran satisfacción que provoca el ir tachando las tareas que vayas realizando. Para motivarte todavía más, intenta fijar una meta de tareas cumplidas por día y rétate a terminarlas antes del tiempo estimado.


4. ¡Qué esperas, empieza ya!

La parte que cuesta más trabajo que el propio trabajo en sí, es simplemente empezarlo. Así que no la pienses mucho, toma alguno de tus pendientes y empieza a hacerlo. Una vez que empiezas, te concentras tanto que sin darte cuenta ya lo has terminado.

5. Fija fecha a tus tareas.

Las cosas que se cumplen con mayor determinación son aquellas que previamente fueron establecidas en el calendario, que tienen fecha y hora para su realización. Empieza entonces a fijar días límite para completar tus pendientes y celebrate cada vez que cumplas con uno de ellos antes del día establecido.

6. Tómate un descanso.

Manejar un negocio puede llegar a consumir cada uno de tus pensamientos, así que sé amable contigo mismo y permítele a tu mente tomar un descanso de vez en cuando. Salte de la rutina al menos un día a la semana para que descubras nuevas actividades que te diviertan. Y no olvides cuidar tu cuerpo, especialmente si pasas gran parte del día frente a una computadora. Trata de estirarte un poco y caminar por lo menos 20 minutos al día. La motivación personal es un proceso que debe ser practicado. Si tienes días en los que de verdad no deseas levantarte de la cama, no te preocupes es normal. Date permiso de tomar un día libre de vez en cuando para cuidar tu salud mental. Es indispensable que cuides de lo más valioso que tienes, ¡Tú mismo!

29 vistas