Buscar
  • Karen C

6 Razones por las que debes salir temprano



Salir temprano del trabajo no por capricho, por necesidad.


Tan pronto llegamos al trabajo, pensamos “Hoy sí saldré temprano”, haces todo un plan de cómo realizar tus tareas eficientemente, pero conforme pasa el día se van acumulando pendientes y más pendientes, surgen situaciones inesperadas que hacen más lejana la posibilidad de llegara casa temprano. Y desafortunadamente esto prácticamente sucede todos los días.

Salir temprano de trabajar es más que un capricho, es algo totalmente necesario para nuestro bienestar físico y emocional e inclusive para el beneficio de nuestro propio trabajo, aunque suene contradictorio.

Te compartimos seis razones importantes para salir temprano de la oficina:

Mayor descanso.

Si sales temprano, tendrás la oportunidad de descansar más y dormir más, lo cual es sinónimo de mayor productividad.

Tener una jornada laboral mayor a 9 horas, provocará un gran desgaste físico y emocional. Además de estar más propenso a presentar episodios de estrés.

Tiempo para ejercitarte.

Pasar aproximadamente 40 horas a la semana en una silla es algo que probablemente no le venga muy bien a tu salud, por lo que es necesario que incorpores una rutina de ejercicio a tu vida. Tampoco es necesario que pases horas en el gym, con algunos minutos trotando o caminando, serán suficientes para notar una diferencia en tu cuerpo y tu bienestar.

Tiempo para cocinar.

Si llegas hasta tarde a tu casa lo más probable es que no te quede tiempo ni ganas de prepararte tu propia comida, por lo que acudes a pedir algo a domicilio. Cabe resaltar que esta comida es alta en calorías y se desconoce la sanidad de los alimentos que utilizan, lo que se traduciría en parásitos y enfermedades.

Vida social activa.

Si sales muy tarde del trabajo, lo más probable es que tendrás dolor de cabeza y mucho sueño, por lo que tu vida social estará algo descuidada y no tendrás la oportunidad de despejarte o relajarte ni de convivir con tus amigos.

Establecer límites.

Muchos empleados o líderes creen que trabajar por más tiempo los hará quedar bien con sus jefes o socios, lo cual no es verdad. Si tu demuestras que tienes demasiada flexibilidad en tus horarios y mucha disponibilidad, probablemente se aprovecharán de eso y te cargarán de más tareas y horas extras. ¡No te dejes mangonear y deja claro cuáles son tus límites!.

Aprender a administrar tu tiempo.

El proponerte salir a la hora establecida en tu horario laboral es una excelente forma de obligarte a organizar tus tareas y responsabilidades para ser más eficiente. De ser posible haz notas de las actividades que tienes que realizar durante el día, ordenándolas de mayor a menor importancia.

42 vistas