Buscar
  • Karen C

7 cosas que debes evitar decir al vender


Imagen de: Mercados LAT

Hay frases que pueden estropear una  transacción pues revelan desconfianza en el producto o servicio que ofreces, ¡Evítalas!


Los desacuerdos son sumamente comunes en el día a día y más al momento de intentar ofrecer un producto o servicio, si estás en desacuerdo con el cliente nunca podrás concretar la venta.

Los acuerdos son los elementos más trascendentales y por contradictorio que parezca, también son los más violados de una venta.No es que le tengas que mentir a tus clientes.  Es cuestión de dominar el arte de la amabilidad y la asertividad con tan sólo decirle: “Me encantaría poder ayudarlo” en lugar de “No es mi trabajo” o “No puedo hacerlo”.

Aquí te mostramos  siete cosas que nunca debes decir al vender o hacer negocios, según Grant Cardone.

1. “No es mi departamento”

Siempre tienes que tomar las responsabilidades que te corresponden, en las ventas y en tu vida personal. No culpes a la economía, a otras personas o a las condiciones externas, pues lanzar culpas te convierte en una persona que no toma su vida profesional y personal con responsabilidad.

Las grandes personas saben aceptar sus responsabilidades y se centran en su habilidad para lograr los trabajos pendientes. Si tienes el valor de aceptar el crédito cuando ganas, sé lo suficientemente grande de aceptar cuando pierdes.

2. “Puedes confiar en mí”

¿Alguna vez has notado que un cliente realmente no te está escuchando? Esto sucede porque el consumidor cree que eres un vendedor en el que no se puede confiar. A menudo se escuchan noticias de fraudes y corrupción que hacen que las personas se vuelvan escépticas. Esta pérdida de credibilidad sumada a la desconfianza casi natural del consumidor te costará muchas ventas.

Decir “confía en mí” a un posible cliente no te servirá para  generar confianza y muy probablemente podría tener el efecto contrario. Recuerda que las personas confían en lo que ven, no en lo que escuchan.

Siempre  muestra documentación necesaria para apoyar tus propuestas. Asegúrate de tener diversas fuentes que apoyen tu postura para darle más credibilidad a tus palabras.

3. “Yo no lo uso”

Nadie creerá el valor de un producto o servicio hasta que tú lo hayas probado primero.  Si trabajas en un establecimiento de comida y nunca has probado siquiera un platillo, pierdes credibilidad. Nadie le compra a quien le genera desconfianza.

La convicción puede construir o destruir tu propuesta y una venta se logra cuando crees verdaderamente en el valor de lo que estás ofreciendo. Si demuestras dudas se imposibilita la venta.

Tienes que estar cien por ciento seguro de cómo funciona el producto o servicio que ofreces  para poder maximizar tus oportunidades de venta. ¿Cómo esperas vender algo que tú mismo no comprarías?

4. “Es política de la compañía”

A nadie le interesa la política de la empresa; a todos les importa que el producto o servicio funcione, así que no utilices esta frase para justificar por qué no puedes o no quieres hacer algo para el cliente.

Si tienes una política que conflictúa con el servicio al consumidor, rómpela y genera la solución necesaria.

5. “Somos competitivos”

La idea de que la competencia es sana es para los consumidores, no para los vendedores. No compitas, domina.

Cuando Steve Jobs quería vender celulares, la mayoría de las personas en Apple le dijo que era mejor concentrarse en el iPod. Hoy, el iPhone es el smartphone más popular en todo el mundo. Así es como te destacas: necesitas dominar tu campo. Usa LinkedIn, Twitter, Google+, Facebook y otras herramientas para ser en lo primero en que las personas piensen cuando busquen tu producto o servicio.

6. “Puede salirse del precio que puede pagar”

Siempre trata al comprador como comprador, jamás prejuzgues la habilidad del consumidor de consumar una compra.  

No importa si el prospecto te dice que tiene un presupuesto limitado o te dice que no tiene dinero, siempre trata a las personas como si fueran realmente a cerrar el trato.

7. “Es mi día libre”

Aunque sea tu día libre o tus vacaciones, siempre debes estar abierto a hacer negocios. ¿Alguna vez has recibido un mensaje de una grabadora cuando quieres contactar a alguien? Es muy impersonal y molesto. Nunca anuncies que estás cerrado a recibir oportunidades de venta.

¿Cómo hacerlo? Programa publicaciones de Twitter y Facebook mientras estás con tu familia y no apagues tu celular a menos que sea una emergencia.

9 vistas