Buscar
  • Karen C

8 reglas de vida para ser millonario a los 30



Empieza ahora con un buen enfoque, un empleo decente, un trabajo extra y gastos disciplinados. Sigue estas reglas.


En nuestros días suena complicado e incluso imposible volverse millonario, y aunque el escenario puede ser desalentador al principio, esta es una meta que puedes alcanzar, John Rampton comparte que él consiguió ser millonario dos veces antes de cumplir 30 años. Así que con su sabiduría y entrenamiento, comparte estas diez reglas:

1. Prioriza tan pronto como sea posible

No puedes despertar en la mañana de tu cumpleaños 29 y proclamar que serás millonario el siguiente año. Volverse millonario requiere disciplina, sacrificios y planeación a largo plazo. Necesitas empezar tan pronto como sea posible.

Será primordial establecer objetivos y sobre todo metas a corto, mediano y largo plazo; pero sobre todo, pensar en qué caminos y acciones empezar a tomar para qué estas puedan concretarse. No es cuestión de dejar todo a la suerte, sino de esforzarse para que las cosas se acomoden a nuestro favor.

2. Empieza a seguir al dinero

“En el ambiente económico diario no puedes asegurar tu camino al status millonario”, escribe el autor y locutor Grant Cardone. “El primer paso es enfocarse en incrementar tus ingresos en pequeñas cantidades y repetirlo.

Cardone sugiere que tú “empieces a seguir el dinero y esto te forzará a controlar tus ingresos y ver las oportunidades”.

Sueña el grande, arma un gran negocio e impúlsalo con todas las herramientas y la tecnología que actualmente está a tu alcance. No dejes para mañana lo que bien puedes hacer hoy.

3. Nutre una mentalidad de crecimiento

Luego de años de investigación, el psicólogo de la Universidad de Standford, Carol Dweck, encontró que el cerebro humano es maleable. Opuesto a tener una mentalidad fija, donde la gente cree que las cualidades como la inteligencia o el talento son fijos, las personas que tienen una mentalidad de crecimiento trabajan duro en desarrollar nuevos talentos y habilidades.

Por ejemplo, si tú no eres tomado en cuenta para una promoción, examina por qué tu compañero sí la recibió e identifica esas áreas de oportunidad que tienes para reforzarlas, trabajar  duro y ganar el próximo ascenso. El límite lo determinas tú.

Aprovecha y aprende nuevas cualidades a través de clases en línea, libroso coaches. Eso podría ayudarte a descubrir todas las formas efectivas de guardar dinero y saltar a nuevas oportunidades de negocio.

4. Diversidad en tus fuentes de ingresos

Después de estudiar los hábitos diarios de ricos y pobres por cinco años, el autor Thomas C. Corley, encontró que los millonarios tenían diversidad en sus fuentes de ingreso. De hecho, 65 por ciento tenía tres ingresos distintos.

“Tener múltiples fuentes de ingreso tiene mucho sentido”, escribe Corley. “Cuando una fuente es negativamente afectada por la economía, de lo cual no tienes control, las otras fuentes pueden rescatarte y ayudarte a sobrevivir, sin ver tu estilo de vida dramáticamente afectado”.

Múltiples fuentes de ingreso te permiten pagar tus deudas más rápido. Cuando las deudas están resueltas, empieza a depositar aquellos pagos de préstamos en tu cuenta de ahorro.

Recuerda que vivimos en una economía cambiante, en donde tener múltiples dientes de ingreso no es un trabajo fácil, pero es posible con bastante esfuerzo. Personalmente puedo compartirte que recién egresé de la universidad ya contaba con tres trabajos, tres fuentes de ingreso distintas que me ayudan a pagar mis gastos y ahorrar para invertir en algo más grande.

5. Implementa el presupuesto 50/20/30

Presupuestar es muy importante si tu objetivo es ser millonario. Rampton argumenta que sin un presupuesto no puedes alinearte a tus gastos con tus metas de ahorro. No hay un presupuesto unitalla, pues cada uno tiene diferentes ingresos y gastos, pero el presupuesto 50/20/30 es una excelente forma de empezar.

En vez de crear un complicado plan financiero, el presupuesto es simplemente:

Pon 50% de tu salario en gastos esenciales como casa, comida, transporte y servicios.

Dedica 20% de tus ingresos en planes de ahorro, pagos de deudas, fondos para días lluviosos y retiro.

Usa no más del 30% para gastos personales como la cuenta del celular, cenas con amigos, gimnasio, viajes por la mañana a la cafetería, y escapadas de fin de semana.

6. Ahorra por las razones correctas

Otro tip importante hecho por Cardone: “La única razón para ahorrar dinero es invertirlo”. Él sugiere que pongas tu dinero ahorrado en cuentas seguras y sagradas. Sin importar lo que hagas, no tomes nada de esas cuentas, incluso si es una emergencia. Quizás tengas que batallar por algún tiempo, pero recuerda que si quieres ser millonario, debes de aprender a hacer grandes sacrificios.

7. Aburre a tu amigo

Todos hemos tenido momentos de aburrimiento. A veces necesitamos momentos en los que simplemente  no hagamos absolutamente nada. Durante esos descansos, enfócate en hacer un par de cosas extra, leer un libro, aprender una nueva habilidad o ejercicio. Estas pequeñas cosas no te ayudarán a alcanzar tu meta financiera, estas te ayudarán a estar en forma física y mental para que te mantengas saludable y productivo. Estos pequeños focos te mantienen lo suficientemente alerta para ver una oportunidad cuando llega.

8. Maneja tu deuda

Antes de que empieces a guardar tu dinero en tus ahorros, deberías abrazar un hábito; el de derramar cualquier deuda innecesaria, como préstamos estudiantiles o tarjetas de crédito. Ese dinero que estás gastando en intereses debería ser más productivo, como para un fondo de emergencia o ahorros para el retiro.

Si vas a tener una tarjeta de crédito sólo abona lo que sabes que vas a pagar mes con mes. Cuando las usas correctamente, las tarjetas de crédito tienen algunas ventajas, como dinero en efectivo. Utiliza esto como ventaja en vez de contra ti. Hay demasiada gente entrando en demasiada deuda. Eso te impedirá invertir en ti mismo.

Convertirse en millonario para cuando tengas 30 años es una meta que cualquier millennial puede alcanzar siempre y cuando empiece pronto, que esté dispuesto a hacer sacrificios, sea disciplinado y se mantenga comprometido con la meta.

Si tú eres más grande de edad, si no has hecho estas cosas antes de los 30, no has fracasado, tal vez no sabías que esto era  posible. Pero, fija una meta, ahora, y empieza a escalar usando las mismas técnicas. Puede ser difícil un par de años, pero valdrá la pena al final. Nunca es tarde para comenzar.

11 vistas