Buscar
  • Karen C

Cómo eliminar estos 6 “gastadores de tiempo”


Imagen de: Luquez-associats.com

Entre esta al tanto de tus redes sociales para hacer crecer tu marca y asistir a reuniones con clientes, ¿En dónde encuentras tiempo para dirigir tu empresa?

La vida de un emprendedor es difícil, lo que significa que no te puedes dar el lujo de perder el tiempo en cosas que no te dan resultados. Eso significa que debes deshacerte de las partes menos productivas de tu día.

Los fundadores exitosos saben cómo administrar bien su tiempo. Se dan tiempo para trabajar y para jugar, limitando sus niveles de estrés al enfocarse sólo en cosas que importan. Y cuando se topan con obstáculos inesperados no necesitan reacomodar sus vidas para solucionar el problema porque están preparados para todo.

De acuerdo con John Rampton, si eres un emprendedor novato o estás teniendo problemas para hacer rendir las horas que tiene el día, entonces necesitas deshacerte de estas 7 cosas que te están haciendo perder el tiempo y están retrasando tu crecimiento.

1. Redes sociales

Según Business Today, el uso de redes sociales en el trabajo reduce la productividad en un 13 por ciento. Con tantas cosas en juego, los emprendedores no se pueden dar el lujo de desperdiciar sus horas laborales en Facebook o Twitter.

A menos que tengas que estar en redes sociales por cuestiones de trabajo, borra estas aplicaciones de tu teléfono y sólo visítalas desde tu computadora. Esto no evitará que de repente te pases un rato navegando en redes, pero te permitirá mantener tus ojos enfocados en los correos que van entrando.

2. Mañanas sin planear

Planea tu día sólo te toma un par de minutos, pero si no lo haces, siempre estarás un paso atrás de lo que debes. Date un momento de tu mañana para escribir las cosas que necesitas lograr ese día y organiza la lista por prioridades. Empieza por los retos más grandes, recuerda que tu cerebro trabaja mejor en las mañanas. Para cuando llegue la hora de la comida, ya habrás terminado más cosas en una sola mañana que una persona promedio en todo el día.

3. Casi todas las juntas

La mayoría de las juntas son una pérdida de tiempo, especialmente para los fundadores que tienen un millón de cosas más importantes que hacer. Nunca asistas a una reunión con el único propósito de informarte de algo, esto puedes hacerlo en un correo. Lo ideal es ir únicamente a las juntas que requieran de tu retroalimentación.

4. Preocuparte

Los emprendedores tienden a obsesionarse con el futuro. Quieren pensar en cómo estarán sus empresas el próximo año, en el tipo de problemas que pueden presentarse más adelante y lo que pueden hacer para evitar esas situaciones.

Prever es increíble, pero preocuparte de manera innecesaria puede evitar que logres las tareas que requieren tu atención hoy. Agenda tiempo para hacer una lluvia de ideas sobre planes y necesidades a futuro, y luego emplea el resto de tu tiempo enfocándote en lo que tienes enfrente.

5. Viajes de negocios

La mayoría de los viajes de negocios, igual que la mayoría de las juntas, es mejor delegarlos a que los haga el líder del negocio.

Viaja a los eventos importantes, pero deja todo lo demás a tu gente. Si realmente quieres saber lo que pasa afuera de las paredes de tu oficina, pídele a la persona que envíe que traiga notas detalladas de todo lo que vea. Si tu presencia hará una diferencia, entonces ve, pero usa el tiempo de traslado para avanzar en tus pendientes.

6. Trabajo redundante

A los fundadores les encanta competir para ver quién trabaja más, pero la verdad es que trabajar más no siempre significa hacer más. De hecho, investigadores de la Universidad de Stanford encontraron que tener demasiado trabajo no sólo es ineficiente, sino que puede ser dañino para el trabajo en sí mismo. Pasar demasiadas noches trabajando puede hacer que deshagas el progreso que lograste durante el día.

Aprende cuándo debes apagarte y enfócate en la vida que tienes fuera de la oficina. Déjate una nota sobre lo que tienes que hacer primero al día siguiente, y luego ve a la vida y ponte a jugar. Puede sonar contradictorio, pero una tarde en el parque puede hacer muchas más cosas por tu empresa que tu presencia en la oficina.

11 vistas