Buscar
  • Karen C

Cómo lograr más en 4 días


El autocontrol y la práctica son puntos clave.


Todos sabemos que para lograr nuestros objetivos necesitamos trabajar duro. Y en el mundo de los negocios y el emprendimiento, constantemente se dice que hay que estar dispuestos a sacrificarse semanas, meses e incluso años de “esclavitud” para tener éxito.

Pero, ¿y si lo estamos haciendo mal? ¿Qué pasaría si existiera una forma de terminar una lista de pendientes enorme en la mitad del tiempo que normalmente tomaría? Cualquiera diría que es imposible, pero con un poco de práctica y autocontrol es posible llegar a la meta antes de que otros empiecen la carrera.

1.  Usa la regla 80/20

El Principio de Pareto es una verdad universal que nos puede ayudar a encontrar el lugar correcto al que debemos enfocar nuestros esfuerzos para ser más productivos. La regla básica funciona así: 80 por ciento de los resultados obtenidos vendrán del 20 por ciento de las acciones realizadas.

Tener un enfoque en ese 20 por ciento es la forma más rentable de darle valor a tu tiempo. Una vez que esas tareas estén completas, puedes seguir con el 80 por ciento restante o delegar esas tareas a otros. Para mantener tu ritmo pregúntate: “¿Es esta una de mis actividades más importantes, del 20 por ciento primordial, o es del 80 por ciento restante?”

2. Fracciona grandes proyectos en tareas manejables

El deseo de procrastinar suele llegar cuando nos sentimos preocupados o estresados. Por lo tanto, es mejor que en lugar de que pienses en un gran trabajo por hacer, lo fracciones en pequeñas tareas manejables, para hacerlas una a la vez. 

Comprométete a mantenerte enfocado en esas  tarea hasta y ponte un tiempo límite para realizarla, así te asegurarás de estar totalmente concentrado. ¡Te impresionará la cantidad de cosas que vas a lograr! 

3. Entiende tus ritmos naturales

¿A qué hora del día tienes más energía? ¿En qué momento te sientes más creativo? Para ser eficiente y realmente productivo tienes que aprender a manejar tu energía. Tienes que entender el tiempo natural de tu cuerpo. Asigna las tareas más importantes a esos momentos en los que sientes que tu mente está más atenta.

4. Deshazte de las distracciones

Tu habilidad para enfocarte es la clave de tu productividad y lo que te permitirá hacer más cosas en menos tiempo. Investigadores han encontrado que a un empleado de oficina común le toma 25 minutos volver a concentrarse en una tarea después de haber sido interrumpido. Además, las interrupciones laborales pueden reducir la exactitud de una tarea en un 20 por ciento.

Al eliminar las distracciones te devuelves todo el tiempo perdido.

Tu celular es una de las principales distracciones. Una persona promedio no puede dejar su celular en paz por más de seis minutos. Así que si necesitas demasiada concentración, apaga las notificaciones de tu celular o intenta alejarlo de ti durante periodos de tiempo.

5. Enfócate en una cosa a la vez

El cerebro humano no está diseñado para enfocarse en más de una cosa a la vez. Entonces es momento de pensar en el monotasking.

Monotasking, es un término en inglés que se refiere a hacer una sola cosa a la vez, tiene que ver con enfocarse en una cosa para hacer más cosas al final. Esto requiere que te deshagas de tu hábito de hacer demasiadas cosas a la vez.

6. Duerme, come y respira

Es casi imposible ser hiper productivo si te sientes exhausto, hambriento o saturado. Es muy importante que te cuides continuamente, incluso cuando tienes demasiado trabajo o cuando te sientas muy preocupado por los proyectos. No eres una máquina, necesitas descansar, comer y despejar tu mente de vez en cuando para desempeñarte bien. Esto significa olvidarte de la comida chatarra y la comida rápida y nutrir tu cuerpo con comida y snacks saludables. Significa dormir 8 horas diarias, hacer ejercicio y dejar tiempo para descansos mentales.

Estas actividades te ayudarán a tener más energía para que puedas concentrarte.


3 vistas