Buscar
  • Cassandra

Cómo ser un buen jefe

Hoy en día el mundo es bastante diferente al mundo que vivieron nuestros padres o abuelos, es un nuevo mundo que requiere que las personas aprender no solo a prepararse para ser mejores profesionales, sino también a dirigir a grupos de personas.




  1. Un buen jefe sabe delegar Cuando hablo de aprender a delegar me refiero a dejar de ser esa clase de jefe que trata de acaparar todo. Aprender a delegar significa también aprender a confiar en otras personas. Así que el primero de los 11 secretos para ser un buen jefe, es comprender la importancia de ir creando un sólido equipo, en el que podamos confiar para así delegar el trabajo y optimizar tiempos (y reducir estrés).

  2. Un buen jefe sabe liderar Un buen jefe debe realmente ser un buen líder. Muchos jefes están en esa situación ya sea por temporalidad, por amistad, a raíz de escalar posiciones de varias formas y hasta por suerte. Pero lo que realmente define a un buen jefe de un mal jefe es su capacidad de liderazgo.

  3. Un buen jefe sabe ser duro y suave El tercero de los 11 secretos para ser un buen jefe es aprender a ser duro cuando las situaciones ameriten. Ser duro no significa ser malo, déspota o inclusive agresivo. Significa saber tironear de la soga cuando hace falta, ponerse serio, ser un poco frío y empujar a las personas a que realmente cumplan sus obligaciones. Sin embargo, también hay que aprender a ser suave. Con esto me refiero a tener tacto con las personas, a saber cuándo te estás pasando de la línea y aprender también a ser un buen jefe con el mismo nivel que cuando te toca ser duro, pero a la inversa.

  4. Un buen jefe sabe escuchar Cuando uno es jefe, debe asumir el rol y parte de ese rol es tomar decisiones. Sin embargo el tener que tomar decisiones no significa tener el derecho a hablar y no escuchar a los demás. Todo lo contrario. Para ser un buen jefe, hay que aprender a escuchar para poder tomar las mejores decisiones. Así que recuerda este consejo y nunca olvides que por algo tienes dos orejas y una boca.

  5. Un buen jefe debe saber todo sobre su trabajo y esto se logra a medida que se involucra con todas las partes de una organización. Y esto es algo clave. Ser un buen jefe no necesariamente significa que hay que saber hacer el trabajo de todos los demás, pero si saber qué hacen, cómo se hace algo, requisitos, procesos, funciones. La lista es larga. Recuerda entonces, involucrarse a fondo.

  6. Un buen jefe sabe desarrollar equipos Un buen jefe es la cabeza de una gran fila que empuja para el mismo lado y para crear esa estructura hay que saber desarrollar equipos. Desarrollar equipos trata sobre conocer, involucrarse, estimular, presionar, motivar y persuadir a las personas. En resumen, un jefe es una cabeza y todo su equipo un cuerpo. Ninguno de los dos funciona muy bien sin el otro.

  7. Un buen jefe siempre está aprendiendo. Un buen jefe siempre tiene que capacitarse, aprender, desarrollar nuevas habilidades e inclusive descubrir como explotar más su potencial. Nunca dejes de aprender y de crecer, esto es clave. Si no, puede que alguien lo haga por ti. Y eso es un problema grande.

3 vistas