Buscar
  • Cassandra

Consejos para ahorrar dinero cuando vives solo en la ciudad

Una de las realidades de las ciudades es que resulta caro el formar una vida. Más allá de las elevadas rentas, los servicios suelen tener mayor costo, los alimentos suben de precio por tratarse de la ciudad. A continuación se mostrarán tips que te ayudarán a economizar al independizarte en la ciudad.




1.Apuesta por la eficiencia energética Vivir en un hogar respetuoso con el medio ambiente puede significar mucho más de lo que crees, sobre todo a largo plazo. Utiliza bombillas LED, ya que son más eficientes y duraderas que las incandescentes. Éstas, además de estar obsoletas, consumen muchísimo, lo cual, en palabras de Energy.gov, es tirar el dinero.


2.Encárgate del mantenimiento

Es totalmente normal que, con el paso del tiempo, algunas cosas del hogar se rompan o se deterioren y necesiten reformas. Es cierto que has pagado una fianza y que en el contrato de alquiler hay cláusulas sobre reparaciones. Pero, si eres capaz de arreglar o mantener tú mismo alguna de estos desperfectos, puedas ahorrar dinero.


3.Compra muebles de segunda mano

Si te acabas de mudar a tu primera casa de alquiler, ¡cuidado con los impulsos! Gastarte una fortuna en muebles nuevos quizá no sea la mejor opción para tu bolsillo. A ser posible, utiliza los que ya vienen incluidos en la vivienda, si hay. Si no, busca mobiliario de segunda mano. Hoy en día en Internet puedes encontrar grandes gangas a muy bajo precio.


4.Ahorrar mediante el consumo responsable Cambiar algunos hábitos cotidianos que quizá hayas pasado por alto puede tener un gran impacto en tu cuenta bancaria. Por ejemplo, abrir las ventanas en lugar de poner el aire acondicionado; encender la calefacción sólo cuando sea necesario; apagar aparatos como el ordenador o la televisión y que no estés usando en ese momento; o lavar la ropa por la noche y dejarla secar por la mañana. Aunque no te des cuenta, se desperdicia muchísimo cuando no se hace un uso responsable de las instalaciones y los aparatos eléctricos. Además, consumir con cabeza no sólo es bueno para tu factura, ¡también lo es para el medio ambiente!

3 vistas