Buscar
  • asistente

¡No quise casa, pero sí quiero mi lana!

Si alguna vez has trabajado entonces quiere decir que tienes un saldo en tu subcuenta de vivienda ante el Infonavit. Esto aplica para absolutamente todos los trabajadores del país y no importa si eres un veterano con 30 años de experiencia o un chaval que todavía no cumple su periodo de prueba de 3 meses en su primer chamba. Si te dieron de alta ante el IMSS entonces tu patrón aportó el 5% de tu sueldo y de ahí se ha hecho ese saldo. Lo que diferencia a un trabajador veterano de uno joven es el dónde se puso ese saldo de vivienda y aquí te explico dónde está la bolita: Si comenzaste a trabajar entre 1972 y 1992 entonces esa lana la tiene directamente el INFONAVIT en una cosa llamada Fondo de Ahorro. Si tu primera chamba la agarraste entre 1993 y 1997 entonces tu lana de vivienda está en tu cuenta del SAR. Aquí es importante recalcar que, si después de 1997 seguiste activo laboralmente entonces esa lana del SAR se debió haber traspasado a tu AFORE. La bronca se da porque muchos trabajadores tienen 2 números de seguro social distintos y el sistema los interpreta como 2 personas diferentes. Si es tu caso, debes solicitar la consolidación de saldos para que toda tu lana esté en tu AFORE y no la tengas regada en varias cuentas ya que de lo contrario, cuando te jubiles, te va a costar uno y la mitad del otro arreglar este relajo.


Si comenzaste a ganarte la papa después de 1997 entonces tu monto de vivienda está ya en tu AFORE. Ahora lo más importante, si ya sabes dónde está tu lana entonces, ¿cómo la recuperas? Pues resulta que no todas las personas han querido sacar un crédito INFONAVIT para comprar una casa. Hay personas que ya están jubiladas y nunca pidieron el crédito hipotecario al que tenían derecho porque no lo ocupaban, no sabían cómo o simplemente no se les pegó la gana. Si eres de esas personas que nunca hicieron uso de su saldo de vivienda te platico qué puedes hacer para recuperar tu lana según en cuál de los supuestos anteriores te encuentres: Si eres de los del Fondo de Ahorro de antes de 1992 te tengo una buena noticia: Ya no se pierde ese dinero. Antes, si no sacabas tu crédito, el gobierno se clavaba; perdón, conservaba para el desarrollo del país tu lana. Ahora puedes solicitar que te la regresen y simplemente debes tener más de 50 años, estar jubilado, tener incapacidad total y permanente o haberte muerto. Aclaro que con uno de los requisitos anteriores es suficiente, no vayas a salir con que los muertos no se jubilan. Tienes 5 años a partir de haber caído en uno de estos supuestos para solicitar la devolución de tu fondo de ahorro, si no lo haces entonces sí el gobierno se lo queda… aguas. Si eres chico SAR de 1993 a 1997 entonces la lana ya está en la AFORE, si no está entonces quiere decir que traes broncas con tu registro. Checa tu estado de cuenta y arregla lo que tengas que arreglar antes de que te pongas pasita y no tengas ganas o energía para andar haciendo trámites. Si eres generación AFORE entonces ya no te toca hacer nada más que esperar a que te jubiles y te lo entregarán con el resto de tu saldo. Acuérdate que aun así no te va a alcanzar para vivir dignamente así que ve haciendo un ahorro para el retiro, te lo seguiré diciendo hasta el cansancio. Así que ahora que ya te expliqué cómo puedes recuperar esa lana si ya eres veterano, entonces si eres joven ponte las pilas y comienza a ahorrar justamente para cuando seas veterano. Podrás recuperar tu lana, pero no tu tiempo y si no ahorraste desde ahorita no te quejes después. Vente, pregúntame y de volada te explico.

27 vistas